top of page

Cuando Nuestros Deseos Chocan con el Propósito Real: Reflexiones sobre la Lealtad al Rey



En la búsqueda de bendiciones y promesas divinas, nos sumergimos en las páginas sagradas, llenas de promesas que nos instan a creer, pedir y actuar. En Mateo 7:7, encontramos la guía para pedir, buscar y tocar, con la certeza de que nuestras acciones serán respondidas desde los cielos. Sin embargo, en medio de nuestras expectativas y deseos, ¿qué sucede cuando el Rey, en su sabiduría, no se alinea con nuestras anheladas peticiones?


Mateo 6:19-21 nos invita a reconsiderar nuestras prioridades terrenales y eternas. Nos recuerda que la acumulación de tesoros en la Tierra es efímera, vulnerable al tiempo y la decadencia, mientras que los tesoros en el cielo perduran. Este pasaje nos llama a examinar dónde radica nuestro corazón y nuestros deseos más profundos.

Las luchas internas surgen cuando nuestras expectativas chocan con la realidad divina. ¿Seguiremos comprometidos con el Rey y su Reino incluso cuando las circunstancias no concuerden con nuestras aspiraciones? ¿Qué sucede cuando otros reinos nos presentan atajos tentadores o soluciones aparentemente más fáciles? ¿Somos capaces de resistir la seducción de resultados inmediatos?


Es un hecho natural que, a lo largo del viaje, nuestros corazones puedan desviarse. Comenzamos con la pasión por Dios, agradecidos por sus bendiciones, pero poco a poco, la brújula de nuestro corazón puede desviarse hacia lo superficial. Podemos confundir los beneficios con el amor genuino y, sin darnos cuenta, nuestros actos de bondad pueden carecer de la esencia divina, motivados por la búsqueda de aprobación ajena más que por la sincera gratitud hacia el Rey.


La tentación de construir nuestro propio renombre o dejar nuestra marca personal puede nublar nuestra lealtad al Rey. ¿Estamos buscando la gloria personal o la gloria de aquel a quien decimos servir? ¿Hemos perdido de vista el propósito principal detrás de nuestras acciones?


Incluso nuestras actividades en el "nombre del Reino" pueden distorsionarse si nuestros motivos no son genuinos. Podemos pronunciar las palabras correctas, pero si nuestras intenciones están centradas en ganancias personales, ¿estamos verdaderamente honrando al Rey y su propósito?


La lealtad inquebrantable solo florece cuando conocemos al Rey en su totalidad, cuando nos conectamos con su esencia y no solo con lo que podemos obtener de él. Es un llamado a la intimidad espiritual, a entender sus caminos y sus designios, y a comprometernos con su plan divino, independientemente de nuestras expectativas personales.


En conclusión, cuando el Rey no responde como esperábamos, cuando los caminos se desvían y las tentaciones acechan, la verdadera lealtad se pone a prueba. Nuestro compromiso no debe basarse en lo que obtenemos, sino en lo que comprendemos del Rey y su Reino. Este viaje es un recordatorio de que nuestras acciones, nuestros deseos y nuestras decisiones deben estar arraigados en un amor genuino y una comprensión profunda del propósito divino.


Este artículo se inspira en la prédica del 26 de agosto de 2023 y ha sido escrito por Celia Guevara, quien comparte reflexiones sobre la lealtad al Rey y la importancia de mantener el enfoque en el amor y el propósito divino en medio de nuestras expectativas.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page