top of page

Hakuna Matata: Reflexiones sobre la Paz y la Guerra

Hakuna Matata: Reflexiones sobre la Paz y la Guerra

Esta semana se celebró el aniversario 80 del Día D, conocido como el desembarco de las tropas aliadas (Francia, Polonia, Reino Unido, la Unión Soviética, China y Estados Unidos) en las playas de Normandía, al norte de Francia. Este acto de guerra trajo la libertad y la paz a Europa y al mundo entero. Once meses después de este brutal evento, la Segunda Guerra Mundial terminó.


La mayoría de nosotros concebimos la paz de una manera muy diferente a lo que en verdad es. Nuestra concepción de paz es la de los personajes Timón y Pumba en la película de Disney, El Rey León, cuando cantaban la canción “Hakuna Matata”. Esta frase significa “libre de problemas”, “cero estrés”, “no worries” en inglés. Pero esto no es lo que significa estar en paz.


“Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo”. Juan 14:27 NTV


Cuando llegó la paz después del fin de la Segunda Guerra Mundial, fue el tiempo de rescatar, reconstruir y restaurar, no solo lo físico como los edificios y casas, sino la sociedad en general. Había que atender a los huérfanos, las viudas y los traumatizados. Fue el momento de restaurar todos los sistemas: políticos, educativos, laborales, religiosos, etc. Gracias a esto vino un gran auge para aquellos que entendieron lo que costó la guerra. Inglaterra, Estados Unidos y Canadá pasaron a ser líderes del mundo industrializado, del primer mundo.


No hay paz sin guerra y, para mantener la paz, hay que batallar diariamente. La pregunta para nosotros sería: ¿somos como los soldados de la Segunda Guerra Mundial que no les importó arriesgar y dar su vida por liberar al mundo y traer paz, o somos como los personajes de El Rey León, que lo importante es no tener problemas, cero estrés y no preocuparse por nada?


Déjame decirte que ya estás en medio de una guerra y deberías estar peleando por tus hijos, matrimonio, finanzas, etc., ya que tu adversario, Satanás, seguirá intentando destruir lo que Dios te ha dado. Estamos en una guerra y, para mantener la paz, debemos luchar todos los días de rodillas, orando, intercediendo por los tuyos, ayunando, obedeciendo lo que Dios dice en su Palabra y estableciendo su reino acá en la tierra.


Escrito por Víctor Preza, basado en la prédica del día 08/06/2024

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page