top of page

IMPOSIBLE ESTAR BIEN CON DIOS Y CON EL DIABLO




“Queda claro que no es mi intención ganarme el favor de la gente, sino el de Dios. Si mi objetivo fuera agradar a la gente, no sería un siervo de Cristo.”

‭‭Gálatas‬ ‭1‬:‭10‬ ‭NTV‬‬


La justicia divina y la justicia humana pueden entrar en conflicto, y es importante reconocer que no siempre lo que parece correcto a los ojos del hombre es lo que agrada a Dios. La fe en Dios no es solamente una cuestión de creencia, sino también de acción, y nuestras obras deben estar alineadas con Su voluntad. Es fácil hacer cosas que nos hagan quedar bien con los demás, pero es importante recordar que nuestra verdadera justicia se encuentra en agradar a Dios.


Sin embargo, esto puede resultar un reto. En un mundo donde la opinión de los demás es tan importante, es fácil caer en la tentación de hacer cosas que parezcan correctas a los ojos de la sociedad, aunque no lo sean a los ojos de Dios. Pero como dice la cita bíblica, no debemos buscar agradar a la gente sino a Dios, incluso si esto significa ir en contra de lo que se considera popular o aceptable.


Es por eso que es importante recordar que, aunque es difícil, debemos esforzarnos por ser justos a los ojos de Dios, incluso si esto significa ser juzgados o incomprendidos por los demás. A pesar de los retos que puedan surgir, nuestra meta siempre debe ser la de agradar a Dios, y nuestras obras deben ser una manifestación de nuestra fe en Él.


Escrito por Wilmer Lopez, basado en la prédica del 11/02/2023.

138 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page