top of page

Malas Noticias


¡Recibe malas noticias! ¿Cómo reaccionas? Es natural que nos afecten y nos conmuevan, pero lo importante es cómo respondemos y actuamos ante ellas.


En la Biblia encontramos varios ejemplos de personas que recibieron malas noticias, como Nehemías y Ester. Nehemías recibió la noticia de que las murallas de Jerusalén estaban caídas, lo que significaba que su ciudad y su pueblo estaban en peligro. En cambio, en lugar de quedarse de brazos cruzados, Nehemías buscó la dirección de Dios y la aprobación del Rey para ir al rescate de su ciudad y de su pueblo.


Por otro lado, Ester recibió la noticia de que su pueblo estaba en peligro y que su silencio podría llevar a la muerte de ella y de su familia. En lugar de quedarse callada, Ester actuó y usó su posición de privilegio en el palacio para salvar a toda una nación.


Ambos ejemplos nos muestran que no podemos quedarnos indiferentes ante las malas noticias. En lugar de eso, necesitamos levantarnos y actuar para construir el muro y levantar las puertas de nuestra vida, de nuestra familia y de nuestra comunidad. Si no hacemos nada, la calamidad nos alcanzará y pereceremos.


Es importante buscar la presencia de Dios y la dirección de él en todo momento, especialmente en situaciones difíciles como recibir malas noticias. Él nos dará la estrategia de cómo actuar para salvar a muchas personas.


Cómo reaccionas ante una mala noticia?

  • Me refugio en Dios...

  • Me quedo esperando una solución X...

  • Soy indiferente frente a la situación...


En resumen, recibir malas noticias no es fácil, pero es importante recordar que la forma en cómo respondamos o actuemos ante ellas será el resultado de la búsqueda y la obediencia a Dios. Así que no te quedes paralizado, levántate y actúa con sabiduría. ¡Tú puedes ser el instrumento de salvación para muchos!

Escrito por Víctor Preza basado en la prédica del día 18/03/2023 del Pastor Andres Bonilla

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page